Las cuatro playas de Madrid

¿Quién no ha cantado alguna vez la famosa canción que dice “¡¡aquí no hay playa, vaya vaya!!”?

Una canción que dejó claro que en Madrid, aunque sea capital del país, nos falta un elemento fundamental para ser una ciudad completa: la ansiada y deseada playa.

Pero eso no impide que puedas pasar un verano en la capital como si estuvieras en pleno levante.

En Madrid tenemos piscinas naturales con agua pura del deshielo de las montañas, pantanos en los que practicar deportes acuáticos y ríos y lagos con un césped tan verde que nada tienen que envidiar a la molesta arena de la costa (usadlo de consolación, funciona).

Si este verano te toca pasarlo en la capital, no te preocupes, te hemos preparado una lista con las cuatro mejores “playas de Madrid”.

¡Toma nota!

 

Piscina natural de Riosequillo

En Buitrago de Lozoya encontramos una de las piscinas naturales más grandes de todo Madrid.

El agua le llega directamente del Embalse de Riosequillo. La piscina natural tiene cerca de 4.500 metros cuadrados y a pesar de que su agua está tratada con cloro sigue estando igual de fría que la del río. El complejo cuenta además con zonas de descanso y merendero, baños, vestuario, un chiringuito, pista de fútbol sala y baloncesto y un área de juegos infantiles. Abre desde mediados de junio hasta finales de agosto todos los días de 11 a 21 h, excepto los lunes. La entrada cuesta 3,50 € para los adultos en fin de semana (3 € días laborables) y 2 € para los niños.

piscina natural riosequillo

Piscinas naturales de Las Dehesas – Cercedilla

Las piscinas naturales de Cercedilla, se encuentran dentro del Valle de la Fuenfría, dentro del término Municipal de Cercedilla junto a los restos de la Calzada Romana. Es uno de los lugares más frecuentados por los madrileños en la época veraniega.

El recinto cuenta también con un bar merendero, zonas de césped, baños, vestuarios y una enfermería. Abre hasta 31 de agosto de 10 a 20 h y la entrada cuesta 5,50 € los días laborables y 6,50 € los sábados, domingos y festivos. Los niños menores de 14 años y los mayores de 65 pagan 3,50 €.

piscina natural la dehesa-cercedilla

El pantano de San Juan

Un clásico en el veraneo madrileño.

Son 14 kilómetros de playas, es el único embalse de Madrid donde está permitido el baño.

Las zonas para practicar deportes acuáticos están bien delimitadas y separadas de los bañistas. Es importante seguir las recomendaciones de seguridad, ya que se pueden alcanzar los 70 metros de profundidad en algunas zonas del pantano. La afluencia suele ser masiva y los fines de semana entre junio y septiembre hay que ir pronto para coger sitio.

pantano de san juan

Las presillas de Rascafría

En el Valle del Paular se encuentran las piscinas naturales de Rascafría.

La zona está dividida en tres piscinas ubicadas en el cauce del río Lozoya, con amplias zonas verdes que se llenan de familias y grupos de amigos cada verano. La entrada es libre y gratuita y el precio del aparcamiento es de 5 € por coche y día. Abre todos los días durante los meses de verano de 9 a 22 h. La opción perfecta para disfrutar de un baño en plena naturaleza.

Las presillas de Rascafría

¿Habéis tomado nota? Siempre está bien conocer estos sitios para afrontar mejor el verano en al capital.