Top 10 afueras de Valencia

¿Pensando en tu próxima escapada?

Pensarás que es un topicazo y que ya lo has visto todo de la Comunidad Valencia pero desde mad4rent la empresa de alquiler de apartamentos en Valencia, te aseguramos que no has visto ni de la misa la mitad. Quita de tu cabeza la imagen de playas abarrotadas, la idea de tener que levantarte a las siete de la mañana para poder coger un sitio decente en la playa, olvídate de los domingueros con carpa y tortilla y del pelo engominado.

Aquí os dejamos 10 razones por las que esos estereotipos no hacen justicia a Valencia y sus pueblos. Sorpréndete con todo su potencial:

MORELLA

Caracterizada por este magnífico castillo, de estilo medieval, ubicado en lo más alto de la colina con unas laderas repletas de casas tradicionales, todas ellas protegidas a su vez por una muralla.

MORELLA

BOCAIRENT

Bocairent es otro de esos pueblos con panorámica espectacular, colocado escalonadamente sobre un cerro. El paseo por el casco histórico es un museo al aire libre que muestra la herencia musulmana en la Península Ibérica con sus innumerables fuentes y sus calles zigzagueantes.

Bocairent

PEÑÍSCOLA

Esta localidad castellonense presume de tener el castillo más filmado de España. A Peñíscola hay que reconocerle ese empeño por frenar la explotación de sus costas golosas, siendo hoy por hoy uno de esos destinos preferidos para los que quieren rayos de sol, pero no a lo Gandía Shore.

peniscola_foto

GUADALEST

En Guadalest decidieron hacer un pueblo en lo más alto de las rocas. Pero para adentrarse en él, primero el visitante se tiene que cansar de mirar para arriba aturdido por lo milagroso de las torres que quedan en pie del Castillo de San José y del de la Alcozaiba, que no es poco.

guadalest

VILLAJOYOSA

La imagen es impresionante. Una ladera, decenas de casas de colores muy diferentes y alguna que otra palmera juguetona. Esta es la bienvenida que da este antiguo pueblo pesquero.

villajoyosa

LA NUCÍA

Este enclave alicantino tiene lo mejor de los hoteles: vistas a la playa y a la montaña. La Nucía sublima el arte del callejeo donde las casas tienen la buena costumbre de colorearse por eso de no ser un pueblo blanco más. Por el camino, sorprendentemente, surgen plazuelas entrañables como la de lavadero, edificios eclécticos como el de la biblioteca y miradores como el del Calvari.

la-nucia-img-1

ALTEA

Esto es Altea. El casco viejo parece que pretenda explicar a los turistas que eso de las calles blancas, los suelos empedrados y las macetas colgando no es patrimonio único de Andalucía. Aunque lo realmente valioso de esta área son las vistas sobre los tejados de teja y los barquitos que duermen en el puerto. Sobra decir que el turquesa es el color caprichoso que tiñe el mar en sus 6 kilómetros de playas.

altea_2

DENIA

Denia aún conserva milagrosamente el carácter de pueblo bonito pegado al mar que no necesita de las playas para impresionar. Todo sucede a la sombra de su castillo, una fortaleza mora perfectamente visitable que hoy alberga un museo arqueológico.

denia2_1

TABARCA

Tabarca, lejos de ser el destino de una recurrente excursión en barco, tiene bastante miga. Dejando a un lado el brillante puerto, todo lo demás es Historia. Cómo no, una muralla blanquecina da la bienvenida con sus tres puertas de acceso al interior.

tabarca

FINESTRAT

Finestrat crece en una colina custodiado por los brazos de un antiguo castillo y abrigado por la mole del Puig Campana. Pero su origen bélico nada tiene que ver con el carácter alegre de este pueblo. Sus multicolores casas colgantes narcotizan al visitante desde el principio y sus calles forman un gran mosaico de fachadas caleidoscópicas que se recorren con cierto esfuerzo debido a su inclinación y su trazado aleatorio.

finestrat1